Tras la regulación de la respiración, está esta retracción sensorial. Pratyahara es la palabra en sánscrito que lo designa y tiene un sentido similar a “arrepentirse” de los cristianos y a “regresar” de los hebreos, volver. Significa entonces volver, llegar, volver a casa. Consiste en técnicas que permiten que los sentidos se aparten de sus objetos y vayan “fundiéndose” con la mente. Aunque los estímulos externos “golpeen” los sentidos, no hay modificaciones mentales, el yogui no los percibe. En la práctica esto sucede cuando estás concentrado realizando alguna labor, sin percibir los sonidos a tu alrededor. Practicar estas técnicas te permitirá poder hacerlo cuando lo desees. En realidad, es la mente la que se desconecta de los sentidos porque se vuelve absorta en un objeto interno.

®2017 por Estudio Yoga En Casa. Derechos reservados.
Av. Raúl Scalabrini Ortiz 3183 PB B (entre Cabello y Cerviño) Palermo C1425DBM, CABA, Argentina
rubensifonios@gmail.com | Tel: (54 011) 4802-1372