Qué es Yoga?

El Yoga es una sabiduría para estar en el momento presente. Significa que no estás dispuesto a esperar nada, ni adelantarte a tu propio ser; que estás ahora interesado en la realidad tal cual es: no te interesa lo que fue, ni lo que podría llegar a ser, ni lo que debería ser.
El Yoga no es una religión porque propone que pongas a prueba sus técnicas y veas cómo funcionan en vos. No te pide que creas dogmáticamente en nada. Tampoco es una filosofía porque no se trata de que te pongas a pensar.

La práctica consiste en realizar reiteradamente, 8 pasos que son Autocontrol, Conductas, Ejercicios de Respiración, Aislamiento sensorial, Atención, Meditación y Realización (Samâdhi). Todo lo que vemos debe ser interpretado correctamente: es muy fácil fanatizarse y obsesionarse con el Yoga. Entonces en lugar de conducirte hacia un estado de mayor bienestar, te conducirá a la locura.

¿Cuántos tipos de Yoga hay? ¿En qué se diferencian?

Digamos en primer término que el YOGA es  uno solo: es la búsqueda de unificación en nuestro accionar cotidiano; unificación en cada momento de lo que pensamos con lo que hacemos y con lo que queremos. Tradicionalmente hay un conjunto de Ramas que incluyen prácticas específicas adecuadas a la inclinación del alumno. En Occidente, la práctica más difundida está focalizada (como parte fundamental y distintiva) en las posturas y a esa práctica se la suele denominar genéricamente Yoga. Los sistemas comerciales seleccionan algunas de las prácticas tradicionales, ponen énfasis en algún aspecto de su práctica y esto lo explicitan en las marcas con que son publicitados. El hecho que haya tantas denominaciones suele confundir al principiante.

Como ejemplos de MARCAS COMERCIALES podemos citar:

Bikram Yoga: una serie fija de Posturas con poca permanencia en cada una, ejercicios de respiración, el énfasis está puesto en que la práctica se realiza a 42° C

Ashtanga Yoga: es una forma de yoga dinámico, con poca permanencia en cada postura. Se realizan tres series fijas de posturas encadenadas y sincronizadas con la respiración. Esta forma de practicar las posturas se denomina Vinyasana.

Yoga Iyengar: El énfasis es la intensidad con que la atención ha de mantenerse presente al abordar la práctica de las posturas, los ejercicios de respiración y en general todas las prácticas que se realizan.

Acro Yoga: énfasis en la mezcla de la práctica de posturas, el masaje tailandés y la acrobacia en pareja

Aero Yoga: énfasis en que la práctica de posturas de yoga se realiza sobre un columpio o hamaca.

Yoga Suave: énfasis en la baja intensidad de la práctica de las posturas

Yoga Fuerte: la inversa.

Yoga Nidra: énfasis en la meditación y relajación profunda

Meditación Trascendental: énfasis en la Meditación

Mindfulness: énfasis en la Atención Plena, respiración y Meditación.

Arte de vivir: énfasis en técnicas fijas de respiración, meditación y posturas de Yoga.

Kundalini: énfasis en el manejo de energía interna. La práctica se basa en posturas, meditación, ejercicios de respiración con agregados de Bhakti Yoga  (devoción a Dios) y Tantra Yoga (energía interna).

Por otro lado tradicionalmente hay varias formas de practicar YOGA, pero no se diferencian por el énfasis sino por el tipo de práctica concreta. En cambio las prácticas que se realizan en los sistemas que acabamos de mencionar fueron seleccionadas de las prácticas tradicionales de Yoga y propuestas con el énfasis indicado.

Lo que sigue es la CLASIFICACIÓN TRADICIONAL de los tipos de Yoga.

  • HATHA: Podríamos decir que es el Yoga del cuerpo y designa lo que vulgarmente se denomina Yoga. Comprende no solamente la práctica de âsanas – Posturas – sino también otras prácticas poco difundidas para limpieza y purificación corporal como ser: Dhauti limpieza del aparato digestivo superior, Basti limpieza de intestinos, Neti limpieza de las fosas nasales, Nauli para tonificar las viseras abdominales, Tratak para mejorar la visión, Kapalabhati para limpiar el aparato respiratorio, las fosas nasales y otros efectos sobre la mente, Bandhas y Mudras para estimular el funcionamiento de sistemas internos y la energía en general y Prânâyâma para manejar la energía o Prana y tonificar el sistema nervioso a través de la respiración.
  • RAJA: Si bien actualmente suele designar la práctica de la Meditación, tradicionalmente consiste en ocho esferas de aplicación que se llaman “ocho miembros” (ashta anga) descriptos en un antiguo texto denominado Yoga Sutras cuyo autor se llamó Patáñjali (s III aC). Estos son:

yama – Autocontrol

niyama – Conductas

âsana – Postura

prânâyâma – Ejercicios de Respiración

Pratyahâra – Aislamiento sensorial

dhâranâ – Atención

dhyâna – Meditación

samâdhi – Realización

Autocontrol consiste en la práctica de: AHIMSA –no dañar-, SATYA –no mentir-, ASTEYA –no robar-, BRAHMACARYA –no derrochar- y APARIGRAHA –no codiciar-

Conductas consiste en la práctica de: SAUCA –limpieza-, SANTOSHA –no mentir-, TAPAS –austeridad-, SVÂDHYÂYA – estudio- e ISHVARA PRANIDHÂNA – entrega al Señor.

  • BHAKTI: Consiste en la adoración y amor a la Divinidad. Las formas de practicar este Yoga son: sravana escuchar la exposición sobre la Divinidad y aprender el contenido de la Escrituras,  kîrtana recitar y cantar alabanzas al Señor, smarana meditar sobre Dios, pâda-sevana Servicio a los pies del Señor, arcana Devoción ritual, vandana postrarse frente a la imagen del Señor. Vemos que son prácticas religiosas.
  • KARMA: Yoga centrado en la Acción. En esta práctica, la realización del individuo no consiste en el alejamiento meditativo del mundo, sino en una activa participación en la vida.
  • JÑANA: la práctica es la especulación filosófica acerca de los grandes principios y de los grandes misterios. El jñanin -persona que practica este tipo de Yoga- especula siguiendo una línea de pensamiento utilizando su razón, hasta llegar a un punto donde la razón ya no puede continuar. En ese punto el jñanin busca dar un “salto intuitivo” para atrapar la verdad que busca.
  • TANTRA: ofrece una gran batería de técnicas para acceder al estado de realización, siempre bajo la guía de un maestro experto. Estas incluyen el servicio a un guru (Guía experto), normas de alimentación y sueño, estudio y pureza del pensamiento, limpieza exterior e interior, visualizaciones, concentración, repetición de mantras, prácticas de asanas, prânâyâma, bandhas, mudrâs, etc. y las más célebres sadhana (sendero) “de la mano izquierda” y “de la mano derecha”.

La primera concreta el ritual de “las cinco M”: Madya (vino), Mâmsa (carne), Matsya (pescado), Mudrâ (grano tostado) y Maithunâ (unión sexual).

La segunda en cambio utiliza sustitutos: líquidos no alcohólicos en lugar de vino, vegetales en lugar de carnes, meditación sobre el acto sexual sin llevarlo a la práctica.

  • PURNA o Yoga Integral: Busca la liberación colectiva, considera que el individuo no existe en sí solo, sino en comunidad, y por lo tanto la liberación y la perfección individuales no pueden ser el sentido final de la intención de Dios en el mundo. El libre uso de nuestra libertad incluye asimismo la liberación de los demás y de la humanidad. Incorpora como práctica las de las otras ramas del Yoga con vista a este fin.

®2018 por Estudio Yoga En Casa. Derechos reservados.
Av. Raúl Scalabrini Ortiz 3183 PB B (entre Cabello y Cerviño) Palermo C1425DBM, CABA, Argentina
rubensifonios@gmail.com | Tel: (54 011) 4802-1372